Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Radiofrecuencia - Flacidez

Introducción

Las fibras de colágeno se encargan de soportar la estructura de la piel. Con el paso del tiempo este se agota o se deteriora debido a los efectos del sol o por el propio envejecimiento, dando lugar a flacidez o a arrugas.

La radiofrecuencia activa de forma natural la formación de un nuevo colágeno, dejando la piel especialmente de las mejillas, cuello y línea mandibular más tersa.

Tratamientos

Es un tratamiento indoloro, que dura aproximadamente 30 minutos. Al acabar el tratamiento aparece un ligero enrojecimiento de la piel y una sensación de luminosidad y tensión.

En nuestro protocolo son necesarias cuatro sesiones de tratamiento, que hacemos con un intervalo semanal. Posteriormente, realizamos una de recordatorio cada seis meses.

Curas

Se recomienda este tratamiento de radiofrecuencia médica a aquellas pacientes que presentan una ligera flacidez en cara y cuello, pero que aún no necesitan un lifting quirúrgico. También es una buena opción para quienes no desean someterse a una cirugía. Evidentemente, no se pueden conseguir los resultados de un lifting, pero la mejora de la flacidez y la calidad de la piel es ya evidente en el primer tratamiento

Resultados

Los resultados son evidentes al mes una vez iniciado el tratamiento, pero van mejorando durante los siguientes seis meses.

Acompañados de tratamientos de Bótox, IPL facial, relleno de arrugas, peelings superficiales y tratamiento cosmético de la piel, se consigue una mejora sustancial en el aspecto de los pacientes sin periodo post-operatorio.


 

Preguntas más frecuentes

  • El mecanismo es simple, conseguimos que la dermis se caliente haciendo pasar energía de radiofrecuencia a través de ella con un aplicador de mano. Este aplicador emite disparos de energía que quedan perfectamente delimitados en áreas de 1 a 3cm. Al calentar el colágeno de las capas más internas conseguimos primero una tensión de este y segundo una neoformación de nuevo colágeno.
  • El primer efecto es instantáneo ya que la paciente se ve con una piel más tensa y rejuvenecida al momento. El segundo efecto es más tardío debido a que las diferentes sesiones provocan un recalentamiento y una nueva circulación y este proceso es más costoso. En la zona se produce un aumento de colágeno y una reestructura del mismo, a medida que van pasando los meses el paciente cada vez se ve con mejor aspecto.

El colágeno es una fibra básica que soporta la estructura de la piel. Con el paso del tiempo, el colágeno se agota o se deteriora por los efectos del sol o de otros factores medioambientales.

Las pacientes experimentan una breve e intensa sensación de calor mientras el colágeno de las capas más profundas de la piel se tensa.

El tratamiento puede durar unos treinta minutos en total.

Estudios realizados muestran que las mejorías apreciables en la tersura de la piel aparecen gradualmente entre 2 y 6 meses después de los cuatro tratamientos que aconsejamos. Sin embargo, muchos pacientes afirman que empiezan a observar los resultados antes.

La radiofrecuencia provoca un estiramiento inmediato de la estructura del colágeno, que continúa tensándose a lo largo del tiempo. Algunos informes elaborados por médicos expertos indican que los resultados perduran en el tiempo y son dependientes del proceso natural de envejecimiento de cada paciente.

La mayoría de las personas puede realizar una vida normal inmediatamente después de la aplicación del tratamiento. Algunos experimentan un leve enrojecimiento, pero suele desaparecer en poco tiempo. No es necesario ningún cuidado especial después del tratamiento, aunque se recomienda utilizar un filtro solar como parte de un buen cuidado de la piel.