Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Mamoplastia de reconstrucción

Introducción

Tras una extirpación completa de la mama, incluso del músculo pectoral, la reconstrucción mamaria pasa por la sustitución de dicha pérdida por otros músculos corporales. Estos músculos son los rectos del abdomen (TRAM), la expansión de la piel cicatricial del área mamaria con la colocación de expansores que obtendrán la suficiente superficie cutánea como para alojar una prótesis de mama, que se colocará en un segundo tiempo quirúrgico.

Nuevas opciones de reconstrucción mamaria

Actualmente existen distintas opciones reconstructivas que pueden aplicarse en la reconstrucción mamaria tras la administración de quimioterapia neo adyuvante. La neo adyuvancia, entre otras ventajas, permite aumentar las opciones para realizar una cirugía conservadora en el cáncer de mama. Este hecho, lejos de resultar un menoscabo de la actividad de la cirugía en el tratamiento del cáncer de mama, plantea un nuevo tipo de procedimiento aplicable a pacientes con defectos parciales de la mama: la lipoestructura mamaria, que se realiza con un injerto de grasa propia de la misma paciente.

Lipoestructura mamaria con injerto de grasa autóloga

La lipoestructura mamaria se realiza habitualmente con anestesia local y sedación. Consiste en realizar una pequeña lipoaspiración con cánulas muy finas en la zona donante, área en la que la paciente muestre exceso de grasa. Posteriormente, esta grasa propia se somete a un proceso de depurado, para eliminar células que no sean adipocitos o células grasas. De esta forma se rellenan los defectos ocasionados por la cirugía conservadora.

La grasa optimizada consigue:

  • Mejoría en el volumen del defecto.
  • Mejoría en la calidad de la piel adyacente, que suele presentar secuelas de radioterapia adyuvante.


 

Solicitar consulta

No dude en pedir consulta a nuestro especialista para aclarar todas sus posibles dudas

Solicitar información