Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Lipoláser de abdomen

Introducción

Una alimentación poco adecuada, el sedentarismo o alteraciones del sistema endocrino, son factores que pueden aumentar el exceso de grasa a nivel abdominal. Del mismo modo, los cambios intensos que sufre la piel durante el embarazo o tras bruscas alteraciones de peso, pueden producir una pérdida de elasticidad del tejido conectivo o, lo que es lo mismo, flacidez.

Laserlipólisis en abdomen

Para estos casos en los que el paciente presenta una cantidad de grasa pequeña o moderada con o sin flacidez asociada, Laserlipólisis o Lipoláser es la solución más avanzada, segura y eficaz. Se trata de una herramienta terapéutica poco traumática que elimina la grasa a la vez que contrae la piel, con resultados estéticos satisfactorios.

La principal diferencia de la liposucción láser con respecto a la liposucción tradicional radica en que ésta arranca el tejido graso, mientras que Laserlipólisis lo calienta hasta derretirlo, reduciendo así el trauma tisular, aportando mayor confort y seguridad al procedimiento.

Laserlipólisis consiste en la aplicación de energía subcutánea láser para disolver la grasa y generar el efecto de retracción de la piel, definiendo y alisando el abdomen.

El procedimiento, de carácter ambulatorio, se realiza bajo anestesia local. Se basa en la introducción de una fina cánula a través de una pequeña incisión en la piel. En el extremo de la cánula se localiza la fibra óptica que transmite la energía láser para disolver las células grasas, y para producir un efecto de contracción cutánea.

Características del tratamiento de Laserlipólisis en el abdomen

El procedimiento tiene una duración de entre 1 y 2 horas. El paciente regresa a su domicilio el mismo día de la intervención, con una faja de compresión que deberá llevar entre 1 y 2 semanas. El post-operatorio tiene una duración de 48 horas.

Ventajas de Laserlipólisis

Las principales ventajas de esta técnica son:

  • Recuperación más rápida y confortable.
  • Reducción de riesgo de hematomas e inflamaciones.
  • Retracción de la piel.
  • Anestesia local, sin ingreso hospitalario.