Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Lipoescultura

Introducción

La lipodistrofia son cúmulos de grasa en zonas que desarmonizan la figura. Su formación es debido a causas fundamentalmente hereditarias u hormonales. La mujer mediterránea suele presentar cúmulos en nalgas, caderas, rodillas y muslos.

La liposucción es la técnica quirúrgica basada en la aspiración de cúmulos de grasa.

La Lipoescultura utiliza la liposucción para dar forma a un cuerpo, buscando la armonía de las formas.

Estos cúmulos son caracterizados por no desaparecer con ejercicio ni con la pérdida de peso.

La mal llamada celulitis (piel de naranja) es un trastorno en la estructura de la piel que no depende de la cantidad de grasa acumulada. Puede aparecer concomitante a los acúmulos grasos y también sin ellos.

La celulitis se trata habitualmente con procedimientos físicos o químicos que tienen como base mejorar la circulación local. Ejemplos de tratamientos contra la celulitis son los ultrasonidos, la meso terapia o la radiofrecuencia.

Es importante tener clara esta distinción, ya que la liposucción combate la lipodistrofia (el acúmulo de grasa), no la celulitis, aunque puede ayudar a mejorarla.

Pueden someterse a una liposucción las pacientes que tienen acúmulos lipodistróficos localizados.

Cirugía corporal > Lipoescultura - Liposucción

Preoperatorio

La obtención de un buen resultado en el tratamiento de las lipodistrofias dependerá de varios factores; una adecuada delimitación de las zonas a operar, la extracción del volumen necesario y uniforme de grasa, la calidad de la piel del paciente y un estricto seguimiento de las indicaciones post-operatorias.

En nuestro centro utilizamos una técnica combinada de anestesia que fue publicada en 1992 por el Dr. Martínez Almagro.

Anestesia

Esta es la Analgesia peridural mas anestesia local, ayudado por una suave sedación, lo cual permite a nuestros paciente tener la sensación del tacto, pero sin dolor. Permitiendo así, la extracción de grandes volúmenes de grasa, prácticamente sin sangrado y con una recuperación rapidísima. Este procedimiento provoca una satisfacción altísima en nuestros pacientes.

En su visita pre-operatoria con nuestro anestesista, le harán una valoración del riesgo anestésico y le ayudarán en su elección del tipo de anestesia, podrá escoger entre local, peridural convencional, peridural analgésica o general.

En esta entrevista el paciente decidirá el tipo de anestesia, la presencia o no del anestesista y el tipo de ingreso que prefiera.

La mayoría de nuestros pacientes pueden abandonar la clínica a las cuatro horas acabada la intervención.

Procedimiento

La operación se realiza utilizando unas finas cánulas, que se insertan a través de unas pequeñas incisiones en los acúmulos grasos, previamente hemos infiltrado la zona con una preparación 'formula de Klein modificada' que evita el sangrado.

Con un movimiento de vaivén se consigue remodelar el acúmulo de grasa, mejorando así el contorno corporal.

La grasa extraída no vuelve a aparecer porque las células grasas dejan de reproducirse al acabar la pubertad. Por lo tanto, siempre que la liposucción se realice a partir de los dieciséis años aproximadamente, la lipodistrofia no reaparecerá.

Una vez finalizada la liposucción le colocaremos una faja de presoterapia especialmente diseñada. Deberá llevar la faja durante un mes, esta le ayudará a que la piel se reacomode a los nuevos contornos.

Existen múltiples técnicas de Lipoescultura como son las técnicas de Fischer, Fournier, Gasparootti y Ultrasónicas.

Curas

Utilizaremos la técnica más adecuada dependiendo del tipo de acúmulo.

El tratamiento se realiza en una sola sesión, en la mayoría de casos el paciente abandona la clínica a las 4 horas acabada la intervención. Aunque, si lo desea se puede quedar una noche de control.

Durante el periodo post-operatorio deberá llevar una faja especial durante un mes.

Los puntos se retiran a la semana de la intervención.

Hay un proceso inflamatorio, con edema y hematomas que dura aproximadamente 15 días, a la tercera semana ya son obvios los resultados, aunque al mes ya son óptimos.

Los resultados definitivos se valoran a los 6 meses de la intervención. En este momento las diminutas incisiones serán prácticamente imperceptibles.

El dolor y la inflamación son normales en este tipo de cirugía, pero nos encargaremos de facilitarle una pauta analgésica con antiinflamatorios muy efectiva.

Los masajes de drenaje linfático son aconsejados a los pacientes con facilidad para la retención de líquidos.

Aconsejamos duchas rápidas con agua templada a partir de las 48 h de la intervención. Por lo contrario, los baños no son aconsejables.

Resultados

Se podrán empezar las actividades normales a las 48 horas tras la intervención y el deporte a partir de la tercera semana. Es aconsejable no tomar el sol directamente hasta los tres meses, ya que aumenta el riesgo de pigmentación de la piel.


 

Preguntas más frecuentes

  • Si la zona a tratar presenta una gran flacidez, puede ser aconsejable no realizar un vaciamiento total, utilizaremos una técnica superficial llamada Gasparootti que permite una buena retracción de la piel.
  • En los casos de pacientes con sobrepeso exagerado, es mejor tratar su obesidad antes de realizar la liposucción. Por último, si padece alguna una enfermedad vascular deberá ser examinado por un especialista en cirugía vascular para valorar su caso.
  • La liposucción está considerada una intervención quirúrgica segura con un índice muy bajo de complicaciones, siempre y cuando se realice por especialistas cualificados y con los medios adecuados. No obstante, como cualquier intervención quirúrgica, existe riesgo de hemorragias, infecciones y complicaciones relativas al uso de anestesia.
  • En cuanto a riesgos específicos, existen los siguientes: variación en la sensibilidad de la piel durante un cierto período de tiempo, persistencia de la inflamación, cambios de coloración e irregularidades en el contorno de la piel tras el periodo de recuperación habitual (en estos casos se realizarían tratamientos adicionales); infección de las heridas o sangrado excesivo. Estas son dos complicaciones poco frecuentes (afectan a menos del 1% de los pacientes) y que suelen aparecer en personas que han tomado determinado tipo de medicamentos antes de la operación. La aparición de embolismos grasos o trombo embolismos y las alteraciones del color de la piel o la alteración de la sensibilidad en las zonas tratadas son todavía menos frecuentes.
  • La aparición de pequeños hematomas o inflamación en el área tratada no debe considerarse como complicación. En aproximadamente el 10% de los casos es necesario retocar alguna zona pasados unos meses.

La celulitis puede mejorar, aunque no se elimina definitivamente. La liposucción y Lipoescultura tratan el exceso de células grasas. El edema y los defectos de constitución del tejido graso que se presenta en la celulitis no tienen tratamiento quirúrgico.

Solicitar consulta

No dude en pedir consulta a nuestro especialista para aclarar todas sus posibles dudas

Solicitar información