Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Lifting con hilos

Introducción

El envejecimiento es un proceso fisiológico e inevitable, todos los seres vivos envejecen. En el ser humano los primeros signos son la aparición de arrugas en cara y cuello y la pérdida de la definición de las facciones faciales.

El lifting es un tratamiento que ayuda a mejorar el aspecto, devolver el tono cutáneo y recuperar los puntos de luz junto con los relieves faciales. Proporciona un efecto de rejuvenecimiento y vitalidad que el tiempo había hecho desaparecer.

Existen muchas técnicas quirúrgicas para el tratamiento del envejecimiento facial. En su visita a Clínica Image se le indicarán las intervenciones más adecuadas para ayudarle a mejorar su aspecto.

Preoperatorio

Todos los pacientes que acuden a Clínica Image, son valorados médicamente antes de cualquier intervención.

Se valorará su caso específicamente, explorando su estructura facial, su tipo de piel, los depósitos grasos en su cara y sus patologías asociadas. Basándonos en estos datos, se le aconsejarán las técnicas quirúrgicas más adecuadas para poder mejorar su problema.

Solicitaremos pruebas complementarias como análisis, radiografías, ecografías, ECG,…

Antes de la cirugía, hablaremos sobre los resultados predecibles, las técnicas anestésicas y los riesgos que comporta un lifting con hilos.

Anestesia

Realizamos esta intervención rutinariamente con anestesia local más una suave sedación, consiguiendo con ello una recuperación rápida y unas molestias quirúrgicas mínimas.

En su visita médica con el servicio de anestesiología, el paciente podrá escoger entre anestesia general y local. Pudiéndole preguntar todas sus dudas sobre el procedimiento anestésico. Así, conociendo las ventajas e inconvenientes de cada técnica el paciente podrá escoger con total seguridad.

Normalmente es una cirugía que dura menos de 1 hora.

Procedimiento

Los signos de envejecimiento facial suelen ser progresivos. Se inician en la zona peri ocular (alrededor de los ojos) y van descendiendo paulatinamente pasando por las distintas regiones de la cara hasta alcanzar el cuello. Esto implica que el proceso de los hilos tensores varíe en función de las áreas de la cara que se quieran mejorar, haciendo especial énfasis en las zonas más afectadas.

El lifting con hilos se realiza en una sola intervención. La técnica consiste básicamente en reposicionar la piel y la grasa utilizando unos hilos que llevan un sistema de autoanclaje a la piel, permitiendo tirar de esta y fijarlos en la zona perióstica a través de un solo punto. Este punto queda disimulado dentro del pelo y no se ve en absoluto.

Además de la piel, la acción quirúrgica se concentra sobre las estructuras musculares, óseas y grasas de la cara, lo que permite conseguir unos resultados iniciales más naturales y más duraderos a medio y largo plazo.

Una vez finalizada la cirugía, se colocan unos simples esparadrapos de papel sobre el rostro, que sirven de soporte externo de los hilos y evitan la hinchazón. Los esparadrapos se retiran a las 48 horas, momento en que debe hidratarse la piel, colocarse una mascarilla específica y aplicar algunas cremas.

Al día siguiente, el paciente ya puede maquillarse y acudir a su trabajo. Es habitual realizar este tipo de tratamiento un viernes, para así poder recuperarse con tranquilidad durante el fin de semana y acudir el lunes al trabajo con total normalidad.

Durante la primera semana se puede notar el rostro hinchado, pero se puede hacer vida social sin ningún problema. A pesar de esto, aconsejamos no hacer esfuerzos como ir al gimnasio hasta pasadas tres semanas, momento en que la fibrosis que producen los hilos es lo suficientemente fuerte para que si se desprende algún hilo, por un esfuerzo o contusión, no altere el resultado final.

Curas

El post-operatorio no acostumbra a ser doloroso. Las molestias que generalmente aparecen suelen controlarse bien con analgésicos habituales. Es aconsejable la aplicación de frío local y cremas específicas.

Tras el lifting con hilos, es habitual que sienta la piel de la cara algo 'acolchada'. Esta sensación es transitoria y desaparece al poco tiempo. Solo notará un efecto de tensión en el punto de anclaje en el periostio por debajo del pelo, ya que es el punto que sustenta la tensión de la piel.

No exponer la piel al sol o rayos UVA durante al menos un mes.

Resultados

El proceso interno de cicatrización acostumbra a normalizarse al mes, momento en que consideramos el resultado ya estable.

El rostro recupera naturalidad, una lozanía y tersura que en ocasiones parecían perdidas. La mejora es visiblemente apreciable. Este tratamiento se puede complementar con bioplastia, láser Co2, láser de Erbio, inyección de vitaminas, acido hialurónico, ácido poliláctico...


 

Preguntas más frecuentes

No, las molestias son mínimas, solo se nota un poco de molestia en el punto que aguanta la piel bajo el cabello. Con analgésicos suaves se controla perfectamente el dolor y la hinchazón.

  • El proceso se realiza en menos de una hora, los resultados varían de unos pacientes a otros. Es una técnica que realizamos desde el 2002. Hay pacientes que todavía hoy, tras años desde la operación, notan la mejora de los hilos. Aunque, no hay que olvidar que el proceso de envejecimiento es diferente entre unos pacientes y otros. Las situaciones de estrés y vivencias personales pueden afectar a unas personas más que a otras.
  • Consideramos el lifting con hilos una alternativa al lifting convencional. Es una buena opción en casos en los que el paciente no desea pasar por intervenciones que puedan dejar cicatrices en su piel.

Sí, en nuestra experiencia hay pacientes que a los tres años solicitan más tensión en zonas que se han descolgado debido al proceso de envejecimiento natural.