Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Implante de cabello

Introducción

La calvicie no se considera una enfermedad, es un fenómeno natural en el envejecimiento del paciente. La alopecia afecta a un 40% de los hombres y a un 15% de las mujeres.

La caída del pelo puede iniciarse ya a los 18 años. Con entradas o con la molesta coronilla, normalmente hay una disminución progresiva en el grosor del folículo piloso.

Los ciclos de vida del pelo son de 3 a 7 años, cada pelo se renueva pasado este tiempo, pero la mayoría de pelos están marcados genéticamente en un número de renovaciones. Por ejemplo, 5 renovaciones de 7 años, a los 35 años el paciente empieza la calvicie que a los 42 es completa.

La causa más frecuente de calvicie es la genética y hormonal (90%), el otro 10 % puede ser causado por estrés, enfermedades hormonales, medicamentos, quemaduras...

La utilización de champús adecuados para normalizar la producción de grasa, los vasodilatadores tópicos como el minoxidil o algunos fármacos como el Finasteride pueden mejorar durante un tiempo la caída, pero no son tratamientos definitivos.

El único tratamiento definitivo y satisfactorio es el microinjerto de cabello.

Preoperatorio

Realizaremos una entrevista médica completa con valoración de su analítica, realización de un tricograma y un estudio por laboratorio que nos permitirá conocer más afondo su pelo. Posteriormente, valoraremos su historial médico y realizaremos fotografías de la zona.

En esta visita aconsejaremos exactamente el tipo de implante aconsejable para cada paciente. Ya que existen diferentes técnicas a aplicar según cada caso.

Anestesia

Deberá pasar una entrevista con el anestesista, el cual valorará su historial médico, le realizará un electrocardiograma y le aconsejará sobre el tipo de anestesia más adecuado en su caso.

Solemos realizar la intervención con anestesia local y suave sedación lo que ofrece una mejor y más rápida recuperación a nuestros pacientes.

Procedimiento

Realizamos dos tipos de cirugía: el Microtransplante y la reducción tensural.

Microtransplante:

El microtransplante consta de tres partes:

  • 1ª. La extracción de los folículos; estos se suelen sacar de una zona donante en los laterales de la cabeza o en la nuca ya que los pelos de esta zona genéticamente no caen. La cicatriz residual queda disimulada por el pelo circundante de la sutura.
  • 2ª. Los folículos obtenidos se micro cortan en unidades foliculares de uno, dos o tres cabellos. Este es un proceso muy meticuloso en el que participan de 2 o 4 técnicos encargados de preparar los microinjertos.
  • 3ª. Colocación de estos injertos en la zona alopécica. La colocació se lleva a cabo siguiendo un patrón estético adecuado segun su futura alopecia. Siempre hay que pensar que la alopecia es un proceso evolutivo, en el momento en el que se hace el tratamiento no es el final de la evolución.

Reducción tensural:

La reducción tensural es un procedimiento quirúrgico que nos permite reducir una alopecia de hasta 12 cm en dos meses, se aplica sobre todo en la zona occipital.

La reducción tensural es un procedimiento quirúrgico que nos permite el reducir una alopecia de hasta 12 cm en dos meses, la aplicamos sobre todo en la zona occipital.

  • 1ª Cirugía: resección de 4 cm de la zona alopécica a través de una cicatriz central y colocación de un extensor bajo la piel totalmente invisible. Este extensor, se deja unos 28 días y actúa traccionando la piel y consiguiendo dar elasticidad.
  • 2ª A los 28 días de la primera criguía la piel ha conseguido una elasticidad aproximada de 4 cm más. Estos 4 cm se vuelven a resecar colocando otro extensor si la calvicie es superior a los 8 cm.
  • 3ª Una vez pasados 28 días de la segunda cirugía la piel se vuelve a estirar 4 cm más por efecto del nuevo extensor. Resecamos estos 4 cm consiguiendo en 2 meses una resección total de aproximadamente 12 cm.
  • Para evitar la cicatriz lineal que podría ser visible, realizamos una triple zeta plastia que consigue cambiar la dirección del pelo, dando un aspecto de remolino que queda muy natural. La nueva dirección del pelo tapa totalmente la cicatriz resultante.
  • Si hay una alopecia frontal realizamos una sesión de microinjerto, tras esta sesión toda la zona alopécica queda cubierta consiguiendo un resultado estético muy natural y rápido.

Curas

Las costritas son normales los primeros 7-10 días en las zonas de implante.

La circulación normal hace que el injerto sobreviva y conserve las mismas características de su zona de origen debido a que se ha trasplantado toda la unidad folicular y no simplemente el cabello.

Transcurrido el periodo de adaptación del injerto, que suele durar entre tres y cinco meses, los folículos trasplantados generan el nuevo cabello e inician su crecimiento externo a un ritmo de 1 centímetro mensual aproximadamente.

Durante el periodo de seis a doce meses después de la intervención, el cabello continuará creciendo en longitud y diámetro. El resultado final no se observa hasta transcurridos unos diez o doce meses, en este momento el cabello injertado habrá crecido lo suficiente para dar el relleno deseado.

El cabello seguirá en el paciente el mismo tiempo que se conservaría en la zona donante, es decir siempre. Además, no precisa de ningún tipo de cuidado especial en el futuro.

Los puntos se suelen retirar a la semana y las costritas caen a los 10 días.

Aconsejamos no hacer deporte durante 15 días.

El lavado del pelo se realizará a diario.

Transcurrido ese tiempo el paciente reanudará sus hábitos normales de lavado, peinado, podrá también usar gominas, lacas, teñidos...