Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Contorneado facial asistido por láser

Introducción

Los signos de envejecimiento facial tienen su origen en los cambios que, con el paso de los años, se producen en el tercio medio e inferior de la cara. Estos cambios son el desplazamiento, la redistribución y el descendimiento de la grasa subcutánea, responsables de la caída del surco nasolabial, las líneas de marioneta y las “cocochas” de las mejillas.

Las técnicas de contorneado facial asistido por láser permiten eliminar la grasa que deforma el rostro y recuperar el volumen perdido con el paso del tiempo.

1 - Contorneado facial asistido por láser:

Eliminar la grasa que sobra y que deforma las estructuras faciales. Esta grasa acumulada da lugar al pronunciamiento del surco nasolabial, surcos labio-mentonianos y descolgamientos de la mejilla.

Descripción de la técnica de Lipoláser

  • La técnica se realiza bajo anestesia local.
  • A través de una mínima incisión se introduce una cánula fina y flexible, en cuyo extremo se encuentra la fibra óptica que transmite la energía del láser. Esta entra en contacto con los tejidos grasos, calentándolos y eliminándolos, al tiempo que se produce un efecto de contracción cutánea.
  • La energía del láser, al ser selectiva, es respetuosa con las estructuras colindantes, eliminando sólo la grasa que sobra.
  • El efecto coagulante del láser evita los hematomas y la inflamación.
  • Recuperación rápida.

Resultados del contorneado facial asistido por láser:

La piel del área tratada queda redefinida y más firme. Se reducen los pliegues nasolabiales y los descolgamientos a ambos lados del mentón. El resultado es natural y armónico.

2 - Aumento de volúmenes faciales

La extracción y posterior implantación de grasa autóloga enriquecida con factores de crecimiento.

Objetivo de la implantación de grasa autóloga:

Recuperar el volumen que se ha ido perdiendo, con el paso de los años, en pómulos, región malar y región maxilar.

Descripción de la técnica de recuperación de volúmenes:

  • Extracción de la grasa donante. Se realiza una lipoaspiración de material graso para el injerto. Siempre que sea posible, la grasa se extraerá del abdomen o de las caderas, ya que el tejido graso de estas zonas es rico en células madre.
  • Obtención de sangre del paciente. De ella se extraen factores de crecimiento autólogos que permitirán una mejor vascularización de la grasa implantada y un mayor arraigo de ésta a la zona receptora.
  • Los factores de crecimiento se mezclan con el tejido graso donante.
  • Se realiza el lipoinjerto mediante una incisión, por la cual se introduce una cánula que deposita la grasa a distintas profundidades.
  • La fase inflamatoria tiene una duración aproximada de 3 días.

Los resultados de la implantación de grasa autóloga con factores de crecimiento son naturales, en textura y apariencia. Aunque se perciben inmediatamente, los resultados definitivos deben evaluarse a los 6 meses.