Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Balón intragástrico

Introducción

Se calcula que un 80% de la población padece en algún momento de su vida algún tipo de obesidad. En Clínica Image, bajo la supervisión médica del Dr. J.A. Martínez Almagro trabaja un equipo de Dietistas y digestólogos que le ayudarán en su proceso de pérdida de peso.

Estudio personal de la obesidad

Antes de empezar un tratamiento de pérdida de peso hay que realizar:

  • Historia clínica completa.
  • Medición del IMC (índice de masa corporal), medición mediante sistemas de impedancia de su composición corporal (%grasa, %músculo, %agua, % masa ósea).
  • Análisis que se consideren pertinentes en cada caso. También se puede recomendar la realización de un test de alergia a ciertos alimentos, realizándose así un plan personalizado que consiga, no solo reducir volumen y peso, si no también mejorar su calidad de vida y prevenir enfermedades a través de una dieta saludable.
  • La eficacia radica en la elaboración de un tratamiento en función de la historia clínica y dietética de las características corporales de cada paciente.

Los resultados dependen en gran parte del seguimiento del paciente, lo importante es intentar cambiar los hábitos alimentarios. El control semanal y los tratamientos coadyuvantes como la termoterapia, la presoterapia o la mesoterapia ayudarán a la pérdida de volumen. El control y seguimiento médico le ayudará en su disciplina personal.

Tratamientos

Dietas a medida:

Realizadas expresamente para cada paciente con programa diario de comidas.

Dietas de aporte proteico:

Programas de 20 días que te permiten bajar 5 kilos.

Programas de 60 días que te permiten bajar 10 kilos.

Estos programas permiten mantener la masa muscular debido a su alto aporte en proteínas, también favorecen la tonicidad de los tejidos y evita pasar hambre debido a su alto poder saciante.

Se potencian con tratamientos de electromedicina que favorecen la pérdida de volumen. En el programa van incluidos los suplementos alimentarios.

Balón intragástrico

El balón intragástrico está indicado para personas con sobrepeso importante o aquellas que han intentado durante años perder peso mediante tratamientos dietéticos convencionales.

No es un procedimiento quirúrgico, ya que se coloca en el estómago mediante endoscopia, totalmente plegado, tal como se ve en el vídeo. Posteriormente se rellena con entre 500 y 700cc de Suero fisiológico. Se aprovecha el tratamiento para realizar una endoscopia digestiva exploratoria y diagnóstica, para ver si el paciente tiene alguna patología asociada.

Deberá llevar el balón en su estómago durante seis meses, sintiendo una gran sensación de saciedad. Pasados los seis meses se retira mediante el mismo procedimiento, no necesita ingreso hospitalario, aunque solemos realizar la intervención con sedación.

Durante este tiempo, el paciente siente una sensación de saciedad, provocada por el balón, que le permite realizar el plan dietético de forma estricta, siempre bajo control del equipo médico y dietista.

En estos meses aprenderá nuevos hábitos dietéticos, y conseguirá esa pérdida de peso tan deseada. Somos partidarios de un control exhaustivo, con visitas programadas y tratamientos complementarios, en caso que fuera necesario.

A partir de la extracción del balón, deberá seguir acudiendo a la clínica de forma continuada.

Realizando visitas programadas que conseguirán ayudar a seguir perdiendo peso o estabilizar su peso. Este seguimiento persigue la finalidad de evitar el efecto yo-yo. El control se realiza durante seis meses más.

La mayoría de pacientes pierde los kilos deseados y los mantienen después del tratamiento; ¿Por qué?

  • 1º.- Durante los primeros meses el paciente tiene la sensación de tener el estómago lleno. Esto es debido a que realmente lo tiene lleno, con más de 500 c/c de volumen.
  • 2º.- Durante este tiempo su organismo se acostumbra a comer menos cantidad y pierde el hambre, que es considerado la causa de fallo en la mayoría de dietas.
  • 3º.- Las primeras semanas son duras ya que hay que seguir estrictamente la dieta que hemos prescrito, progresivamente la dieta va aumentando en cantidad y el paciente coge nuevos hábitos.
  • 4º.- La motivación es importante ya que los resultados se ven semana a semana.
  • 5º.- El paciente se deshabitúa de la necesidad de comer en exceso. Se podría hacer un símil al proceso de dejar el tabaco, los primeros días son difíciles, pero progresivamente cada vez cuesta menos. Por eso cuando retiramos el balón, la primera parte del programa está cumplido, pero aún falta lo mas difícil: el mantenimiento.
  • 6º.- Tras seis meses sin fumar o seis meses comiendo lo necesario, el hábito ya está creado, pero la tentación existe. Por ello hacemos venir a los pacientes durante seis meses más, para ayudar a controlar las tentaciones.
  • 7º.- Pasado un año normalmente los nuevos hábitos están bien instaurados en el cerebro del paciente y es muchísimo más fácil mantener el peso perdido.
  • 8º.- El éxito del tratamiento no es del 100%, esto se debe a que el paciente se puede obsesionar con la comida o no tener suficiente motivación. También hay pacientes que no tienen la suficiente motivación, el balón no impide que el paciente tenga deseos y no los sepa controlar.

Colocación del balón

Se coloca en menos de 10 minutos, y se retira a los seis meses. Produce un estado de saciedad que permite soportar la dieta con sensación de plenitud.

Ayudado por programa dietético, apoyo psicológico y cambios en la conducta alimentaria consigue grandes pérdidas de peso.

Retirada del balón

A los seis meses de su colocación, tras la pérdida de peso, se mantiene al paciente bajo control los seis meses posteriores, para consolidar los nuevos hábitos y mantener la pérdida de peso estable.

Estos seis meses son tiempo suficiente para alcanzar el peso ideal y para que el paciente 'aprenda a comer equilibradamente', compensando los problemas de Colesterol, azúcar, triglicéridos o hipertensión arterial que suelen ir ligados a la obesidad.


 

Preguntas más frecuentes

Sí que es posible, siempre que el paciente consiga cambiar sus hábitos. Por eso, los programas de poca duración para la pérdida de de peso no son efectivos a largo plazo ya que se pierde peso, pero no se cambian los hábitos.

La celulitis mejora, pero no se pierde solo con perder peso, su especialista le informará en su caso en concreto.