Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h. (miércoles cerrado)

Arrugas labiales

Introducción

Las arrugas de código de barras son arrugas de expresión que surgen alrededor de los labios.

El tratamiento más adecuado para tratarlas es el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico no es más que un componente esencial de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina.

Su función principal es mantener la piel firme e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua. A partir de los 20 años, aproximadamente, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, en este momento es cuando comenzamos a ver las líneas finas en nuestra piel.

Además de alisar los pliegues subcutáneos, estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor.

Es un material biocompatible que se inyecta superficialmente en la piel, integrándose de manera natural en los tejidos sin producir fibrosis por reacción a cuerpo extraño y, por lo tanto, sin alterar las características de la piel.

Es reabsorbible, por lo que su duración es limitada en el tiempo, oscilando entre los 6 meses y 1 año, dependiendo de la indicación para la que se utilice.

En la actualidad hay muchos tratamientos para combatir las arrugas de expresión. Pero la mayoría de las técnicas ofrecen soluciones temporales.

  • Bótox botulínica. Es una toxina totalmente biológica, que relaja de forma temporal el músculo tratado.
  • Rellenos. Estos tratamientos consisten en rellenar los surcos. Normalmente se aplican en el caso de tener las arrugas muy marcadas.
  • Láser. El láser le devuelve elasticidad a la piel y además permite alcanzar con más profundidad la piel, con un menor daño.

El aspecto de nuestro rostro juega un papel muy importante en la imagen personal que transmitimos a los demás.


Preguntas más frecuentes

Blanching es una técnica de infiltración de ácido hialurónico para reducir las arrugas finas de la piel. Estas arrugas están caracterizadas por no producirse al contraer los músculos, son estáticas y se mantienen en el tiempo.

Este tipo de arrugas finas suele localizarse en las siguientes zonas:

  • Alrededor de los ojos
  • Parte alta de los pómulos
  • Mejillas
  • Entrecejo
  • Código de barras
  • Líneas de marioneta
  • Escote

La técnica Blanching consiste en la infiltración multipunto de ácido hialurónico en un plano muy superficial. Su objetivo es suavizar las arrugas finas sin alterar la expresión del rostro. Esta técnica especial de infiltración es muy meticulosa, debido a ello requiere gran experiencia y conocimiento de los distintos tipos de ácido hialurónico que pueden ser infiltrados por parte del médico. Solo de esta forma se obtendrá el grado óptimo de personalización del tratamiento y unos gratificantes resultados.

Tras la elección del producto a infiltrar, seleccionado según las características de la piel, el ácido hialurónico se infiltra depositando pequeñas cantidades de producto con un grado de inclinación de entre 10º y 15º.

La técnica Blanching produce una reducción visible de las arrugas finas, que quedan difuminadas presentando un resultado muy natural.

La duración del tratamiento puede variar entre los 4 y los 10 meses, en función del tipo de producto infiltrado y de la respuesta individual de cada paciente.